martes, 11 de junio de 2013

1c1. Penetraciones y Agresividad Al Aro*-!! *.*



El 1c1 se podría dividir en cuatro fases, la recepción, el desborde, el tránsito hacia el aro y la finalización.
Cada una de ellas tiene unos detalles que contribuyen al éxito de la acción.

El 1c1 se asocia al hombre con balón y un defensor al que hay que rebasar. Pero también hay acciones en las que podríamos hablar de 1c1 o incluso 1c2, donde se tienen en cuenta los detalles de las dos últimas fases del 1c1, el tránsito hacia el aro y la finalización.

En el video que vemos a continuación, se producen varias acciones donde el jugador penetra al aro, aprovechando circunstancias tácticas del juego, un bloqueo, un mano a mano, o una inversión.

En estas acciones hay un denominador común, la voluntad de querer convertir la canasta, la determinación con la que los jugadores van hacia el aro.

Otro aspecto a destacar es que la conversión de la canasta no suele ser sencilla, es decir, siempre nos encontraremos a un oponente. Aunque hayamos desbordado a nuestro defensor, al terminar en el aro, siempre tendremos que estar atentos y realizar algún gesto técnico, en función de lo que veamos. Será una bomba, aro pasado, cargar con mi cuerpo para protegerme del tapón, una perdida de paso, etc. El 1c1 se suele ganar de poco

Las penetraciones al aro no suelen ir acompañadas de muchos botes, 2 como máximo, ya que demasiado bote nos haría perder la velocidad con la que se encara el aro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada